Posteado por: Samuel Avilés Domínguez | 2010/04/27

Sociología de la educación

A lo largo del siglo XX, ha sido constante la búsqueda de los científicos sociales por entender y revelar el significado y carácter sociales de la educación y la naturaleza compleja de la misma; en la primera  parte del siglo XX hablan dse la educación en un sentido abstracto y es a partir de la segunda mitad cuando se empieza hablar de la escuela, lo cual no es de extrañar dado el papel fundamental que ésta última juega en los procesos educativos de las nuevas generaciuones y el crecimiento masivo que alc anza en casi todos lo países, a partir de esas fechas.

Los textos que vamos a analizar corresponden a tres autores:

El norteamericano Talcott Parsons, su obra se inscribe en el contexto de la corriente estructural-funcionalista, la cual plantea entre su premisas la necesidad de analizar las coiedades a partir de un tratamiento sistemático de las posiciones y los papeles de los actores en una situación social, así como de las normas institucionales aplicadas. Parsons analiza en diversos escritos la acción social en el contexto de sistemas sociales que actuan mediante instituciones específicas. Los textos que analizaremos abordan precisamente el actuar  social en dos ámbitos específicos del sistema social: la familia y la escuela.

El francés Pierre Bourdieu, en este texto encontraremos una aproximación desde la sociología de la ewducación que ubica a esta última como medio por el cual se legitima y se impone una cultura, surgiendo así una violencia simbólica. esta violencia simbólica ha de entenderse como la ruptura de toda acción espontánea y la imposición de toda una unidad teórica, aspectos que se caracterizan por una arbitrariedad tanto cultural como social.

El norteamericano Henry A. Giroux, en el texto seleccionado encontraremos dos teorías que abordan el problema educativo desde posturas completamente antagónicas. La primera denomidad teoría de la reproducción, plantea que los sujeto son externos a la construcción de su propio desarrollo histórico, negando su participación incluso dentro de su autocreación, mediación y resitencia. Además estos lineamientos llevan a legitimar las acciones de la escuela y las del maestro, sin que se permita una crítica o análisis de los hechos. Esta teoría niega las contradicciones y luchas que existen dentro del desarrollo de la totalidad social y más específicamente en la escuela. La segunda teoría que se denomina de la resistencia, plantea al hombre y a su desarrolo como elementos que permiten analizar las contradicciones del ámbito social, señanlando que dentro de la escuela como en otros espacios, se generan formas participativas de los sujetos que permiten crear frentes en contra de la supuesta reproducción social y cultural.

Los textos son los siguientes:

LA EDUCACION COMO ASIGNADORA DE ROLES Y FACTOR DE SELECCION SOCIAL

LA EDUCACION COMO VIOLENCIA SIMBOLICA1

EDUCACION REPRODUCCION Y RESISTENCIA

Los tópicos de reflexión  que se sugieren son los siguientes:

Desde la postura de Parsons, ¿Cuále es el rol del profesor y cuále es su diferencia con el rol adulto familiar? ¿Cómo logra el alumno el status en el sistema escuela? ¿Cómo se explica el problema de la indisciplina y la indeferencia al estudio?

Según Bourdieu, ¿Qué se entiende cómo violencia simbólica y que relación tiene con la acción educativa? ¿Qué hace la escuela para reproducir las desigualdades sociales y culturales?

De acuerdo a Giroux, ¿Qué rol asumen los sujetos (alumno-maestro), tanto en la teoría de la reproducción como en la teoría de la resistencia?

Escriban sus comentarios por separado, uno para cada autor. Traten de que su reflexión siempre haga referencia a la experiencia escolar y docente.

Anuncios

Responses

  1. ¡Hola compañeros y compañeras!
    Continuando con mis aportaciones, les presento lo siguiente:

    Parsons, menciona que el aprendizaje de la motivación del logro es, psicológicamente hablando, un proceso de identificación del alumno con el profesor, que lo impulsa a obrar bien en clase con el fin de agradar al profesor(a). Y lo que se ha interiorizado, por medio del proceso de identificación, es un modelo recíproco de relaciones de rol.

    En la escuela, el profesor se halla definido institucionalmente como superior a todo alumno en el plano del conocimiento de las materias del programa, así como en el de su responsabilidad como buen “ciudadano” de la escuela.
    En un sistema de educación mixto la profesora simboliza la continuidad del rol de la madre. La ausencia de diferenciación, en el programa de la escuela elemental, entre las diferentes competencias intelectuales y la responsabilidad social concuerdan precisamente con la extensión del rol femenino. Me ha tocado escuchar que mis alumnos –de los diferentes grados de educación primaria con los que he convivido- me llamen mamá, en lugar de maestra. Sin embargo, los alumnos comprenden que la profesora debe ser el agente que suscita y legitima una diferenciación de clase en función de los resultados escolares. Al identificarse con su profesor, los alumnos de los dos sexos aprenden que la categoría “mujer” no se asimila a la categoría “madre” -y futura mujer-, sino que la personalidad implicada por el rol femenino es más compleja que esto.
    Por lo tanto, el rol del profesor a diferencia del rol del adulto familiar, consiste en legitimar una diferenciación de clase en función de los resultados o logros escolares que alcancen.
    La última condición es que esta diferenciación inicial tiende a suscitar en la clase un sistema de status para el que no sólo cuentan los resultados inmediatos del trabajo escolar, sino en el que intervienen también toda una serie de influencias concurrentes en la consolidación de diversas expectativas consideradas como niveles de aspiración de los niños. Una cierta diferenciación entre los grupos de amigos se produce generalmente en esta perspectiva, aunque sea preciso observar que no es total de ningún modo, y que los niños no sólo son sensibles a las actitudes de sus amigos, sino igualmente a las de los otros.

    Ahora bien, los alumnos en el grupo tienden a realizar una dicotomía sobre la base de una identificación con el profesor o sobre el reconocimiento de su rol como modelo, y por otra, sobre una identificación con el grupo de iguales del alumno. Este proceso es la fuente directa de la diferenciación en el interior de la clase según la dimensión del logro.
    Por lo tanto, su status personal –que logra el alumno en el sistema escuela- depende inevitablemente de modo directo de la posición que ha acertado a ocupar primero en la estructura formal de la clase y después en la no formal de los grupos de iguales. Esto lo he observado con mayor claridad al realizar actividades de aprendizaje de las diferentes asignaturas, en pequeños grupos; donde ellos deciden libremente con quiénes integrar sus equipos. Ellos saben con quiénes sí y por qué. Cuando se les pregunta, argumentan bastante bien.

    Existe una solidaridad institucionalizada que prosigue el proceso selectivo esencial a través de la gratificación selectiva y del reforzamiento de los resultados de los alumnos, en forma de una diferenciación de los status en el interior de la clase; lo cual genera tensiones en otros alumnos que quedan al margen de esta diferenciación, creándoles una identidad ambivalente que se ve reflejada en la indisciplina e indiferencia al estudio. Es decir, que las expectativas que les presentan la escuela, la clase y su familia; no coinciden con las de ellos, lo cual los lleva a rebelarse contra el sistema educativo. Por ejemplo, no consideran importante leer o concentrarse para contestar un examen de ENLACE. Y lo hacen al “ahí se va”.

    See you 😉
    Afectuosamente: Marta Noemí.

  2. Ahora vamos con Bourdieu:

    Según este autor, se entiende por violencia simbólica una forma de la violencia social en el mismo momento en que la decadencia del modo de imposición más “autoritario” y la renuncia a las técnicas más brutales de coerción parecerían justificar más que nunca la fe optimista en la moralización de la historia por las solas virtudes del progreso técnico y del desarrollo económico.
    La “violencia simbólica”, que indica expresamente la ruptura con todas las representaciones espontáneas y las concepciones espontaneístas de la acción pedagógica como acción no violenta, se haya impuesto para significar la unidad teórica de todas las acciones caracterizadas por la doble arbitrariedad de la imposición simbólica, al mismo tiempo que esta teoría general de las acciones de la violencia simbólica forma parte de una teoría general de la violencia y de la violencia legítima, como atestiguan directamente la sustituibilidad de las diferentes formas de violencia social e, indirectamente, la homología entre el monopolio escolar de la violencia simbólica legítima y el monopolio estatal del ejercicio legítimo de la violencia física.
    El término arbitrariedad corresponde, en otra de sus acepciones, a un puro poder de hecho, gracias al cual puede plantearse la cuestión de las condiciones sociales e institucionales capaces de ocultar este poder de hecho como tal y de presentado como autoridad legítima, dicho término es el adecuado para recordar continuamente la relación originaria que une la arbitrariedad de la imposición y la arbitrariedad del contenido impuesto.
    La relación que tiene con la acción educativa es que el sistema educativo nos impone un plan y programa de estudios. Los contenidos son impuestos en todos los niveles. Ni hablar, vivimos en un sistema arbitrario.

    La escuela para reproducir las desigualdades sociales y culturales transmite lo que la cultura dominante quiere. El sistema educacional reproduce la estructura de las relaciones de poder y de las relaciones simbólicas entre las clases, al contribuir a la reproducción de la estructura de la distribución del capital cultural entre estas clases.
    La acción de la escuela, cuyo efecto es desigual sobre niños de diferentes clases sociales (aunque sólo sea desde el punto de vista de su duración), y cuyo éxito varía considerablemente entre aquellos a los que afecta, tiende a reforzar y consagrar mediante su sanción las desigualdades iniciales.
    Un sistema educativo que lleva a la práctica una acción pedagógica que requiere implícitamente una familiaridad inicial con la cultura dominante sólo ofrece información y entrenamiento a aquellos sujetos equipados con el sistema de predisposiciones que es la condición del éxito de la transmisión e inculcación de una cultura. Al suprimir la entrega generalizada explícita de lo que implícitamente exige a todos por igual, el sistema requiere que todos tengan aquello que no les da y que consiste fundamentalmente en la posesión de la competencia lingüística y cultural y la relación de familiaridad con la cultura que sólo puede ser producida por una educación familiar específica capaz de transmitir la cultura dominante.

    Ante lo presentado por Bourdieu, concluyo que los docentes respondemos o contamos –en cierta forma- con los requerimientos de la cultura dominante para ayudar a la reproducción del sistema predominante. Estamos al servicio del Sistema Educativo Estatal que nos contrató y nos paga. Además que somos el resultado del mismo sistema. Es como si estuviera atrapada y no me quedara más que la opción de vivir y servir al prójimo.

    ¿Qué más nos queda? Así está la realidad de nuestra vida cotidiana.

    See you 😉

  3. Y por último, tenemos a Giroux:)

    Uno de los más importantes supuestos de la teoría de la resistencia es que los estudiantes de las clases trabajadoras no son sólo un producto colateral del capital y que se someten obedientemente a los dictados de los maestros y escuelas autoritarias, quienes los preparan para una vida de trabajo agotador. Más bien, las escuelas representan espacios de contestación marcados por las contradicciones ideológicas y estructurales y por una resistencia estudiantil colectivamente informada. En otras palabras, las escuelas son espacios sociales caracterizados por currícula abierta y oculta, por grupos jerarquizados según habilidades o conocimientos, por culturas, dominantes y subordinadas y por ideologías de clase en competencia.

    Las teorías de la reproducción ofrecen muy poca esperanza para desafiar y cambiar las características represivas de la escolaridad al restar importancia a la intervención humana y a la noción de resistencia, y no sólo las disuelven sino que desapercibidamente proporcionan una legitimación para no examinar a los maestros y a los estudiantes en situaciones escolares concretas al ignorar las contradicciones y las luchas que existen en las escuelas.
    Mientras que los teóricos de la reproducción enfocan sus estudios exclusivamente sobre el poder y sobre la forma en que la cultura dominante asegura el consenso y la derrota de las clases y grupos subordinados, las teorías de la resistencia restauran un grado de innovación y de acción a las culturas de esos grupos.

    A pesar de sus diferencias concretas los enfoques sobre la educación que parten de las nociones de resistencia o de reproducción comparten la falla de reciclar y reproducir el dualismo entre intervención y estructura, fracaso que ha dañado la teoría y las prácticas educativas por décadas, al tiempo que representa su mayor desafío. Consecuentemente ninguna de estas dos posiciones proporciona los fundamentos para una teoría de la educación que relacione las estructuras y las instituciones a la acción y la intervención humana de manera dialéctica.

    Y esto último se comprende, porque es como ponerse “con Sansón a las patadas”. Mi opinión personal, -fundamentada en mi experiencia de formación escolar formal-, radica en lo conveniente de aprovechar lo mejor que se pueda lo que nos ofrece el sistema. Además de que la mayoría de los que nos dedicamos a la docencia, provenimos de una clase económica-social poco favorecida; es decir, de una clase subordinada a la clase dominante. Entonces, los roles que asumimos los sujetos (alumno-maestro), tanto en la teoría de la reproducción como en la teoría de la resistencia en nuestra cotidianidad es de conflicto, lucha y resistencia; a veces de forma consciente otras inconsciente. Es por ello las relaciones complejas entre las escuelas y la sociedad dominantes.

    Ni modo, como diría Cristina Pacheco: “Aquí nos tocó vivir”.
    Saludos compañeros (as), seguimos en contacto.
    Afectuosamente: Marta Noemí 😉

  4. Hola a todos!!!

    Mis comentarios son los siguientes:

    Desde la postura de Parsons:

    * ¿Cuál es el rol del profesor y cuál es su diferencia con el rol adulto familiar?

    El autor visualiza el rol del profesor con la de los padres de los alumnos, es decir, la maestra sustituye a la madre y el maestro al padre de los alumnos; sin embargo, desde mi práctica educativa considero que esa postura existió hace algunos años, cuando yo cursaba la educación primaria (hace cerca de 20 ayeres), mi propia madre me decía que a mis maestros los tenía que obedecer y tratar con respeto, como si fueran mis segundos padres… Hoy en día, la situación y el rol del maestro ha cambiado, algunos padres de familia nos sitúan como “trabajadores que estamos al servicio de sus hijos”…
    Mi realidad como profesional de la educación me dictamina el rol de educadora, instructora, coordinadora, planificadora, organizadora de clase; la cual tiene que interactuar con contenidos programáticos específicos, para desarrollar aspectos conceptuales, procesuales y actitudinales en cada uno de mis alumnos.

    * ¿Cómo logra el alumno el status en el sistema escuela?

    El autor menciona que intervienen, entre otras cosas, las ambiciones escolares futuras de los padres en el establecimiento de este “status”…
    Mi experiencia en un medio escolar económicamente bajo, en la que la figura de los padres no existe, me permite visualizar esa postura desde otra perspectiva, ya que depende de la motivación intrínseca y voluntad que cada alumno tenga de superación (como factor determinante para vivir su sueño supremo) [aunque se escuche muy utópico]. Los padres influyen transmitiendo valores, supervisando el aprovechamiento escolar, dándoles confianza para tomar y ejecutar decisiones. O bien, puede ser que la influencia sea negativa.

    * ¿Cómo se explica el problema de la indisciplina y la indiferencia al estudio?
    Por falta de una motivación intrínseca hacia el estudio y una desvalorización hacia logro académico…

    Nos seguimos leyendo…

  5. Un cordial saludo a todos

    Desde la postura de Parsons:
    ¿Cuál es el rol del profesor y cuál es su diferencia con el rol adulto familiar?
    El profesor o sobre el reconocimiento de su rol como modelo, rol profesional -rol, por lo demás, que solidariza estrechamente entre sí y con ella a los receptores de sus servicios-. Además su responsabilidad, comparada con la de los padres, es mucho más general, se interesa igualmente más en el resultado que en las “necesidades” emocionales de los niños, no se dedica a suprimir la distinción entre buenos y malos alumnos.,se convierte en el agente que suscita y legitima una diferenciación de clase en función de los resultados escolares, los profesores son, en cierto sentido, intercambiables, a diferencia de la madre.
    La madre, al contrario, debe dar prioridad primera a las necesidades de su hijo, independientemente de las aptitudes de este último, en un sistema de educación mixto la profesora simboliza la continuidad del rol de la madre. La ausencia de diferenciación, en el programa de la escuela elemental, entre las diferentes competencias intelectuales y la responsabilidad social concuerdan precisamente con la extensión del rol femenino.
    ¿Cómo logra el alumno el status en el sistema escuela?
    1) Una emancipación del niño respecto a su relación primaria emocional con la familia;
    2) una interiorización de normas y de valores sociales que se sitúan por encima de las que puede aprender únicamente por medio de su familia;
    3) una diferenciación de la clase sobre la base tanto del logro real como de una evolución diferencial de este logro; y
    4) desde el punto de vista de la sociedad, una selección y atribución de sus recursos humanos respecto al sistema de roles adultos.2
    Los resultados inmediatos del trabajo escolar, sino en el que intervienen también toda una serie de influencias concurrentes en la consolidación de diversas expectativas consideradas como niveles de aspiración de los niños.
    Su status personal depende inevitablemente de modo directo de la posición que ha acertado a ocupar primero en la estructura formal de la clase y después en la no formal de los grupos de iguales se produce una diferenciación importante a dos grandes niveles relativamente distintos y que la posición que ocupa el individuo en uno u otro de estos niveles, entra en la definición de su propia identidad.
    Este proceso de diferenciación es independiente en gran manera del status socioeconómico de su familia en el seno de la comunidad, que es para el niño un status asignado desde el principio. La diferenciación de la clase según la dimensión de la realización es inevitablemente una fuente de tensiones, ya que confiere gratificaciones y prerrogativas más importantes a un grupo antes que a otro en el interior del mismo sistema.
    Es necesario que las oportunidades sean reales y que se pueda contar con el profesor para respetadas, siendo éste “justo” recompensando el éxito de cualquiera que se muestre capaz de él. Es esencial observar que la distribución de las facultades, aunque ligada al status familiar, no coincide netamente con él. Puede producirse un proceso selectivo auténtico en el interior de un conjunto de reglas de juego.
    ¿Cómo se explica el problema de la indisciplina y la indeferencia al estudio?
    Se halla ligada al hecho de que las alternativas, como en política, son particularmente importantes. Los alumnos expuestos a presiones contrarias tienen el riesgo de mostrarse ambivalentes; paralelamente, el riesgo es más grave para ellos que para nosotros, ya que lo que hagan en clase puede influir de modo mucho más decisivo sobre su porvenir que sobre el de los niños cuyas facultades y status familiar entrañan expectativas idénticas. En lo que concierne en particular a los alumnos que dan pruebas de movilidad ascendente, el hecho de prestar demasiada importancia al éxito escolar indicaría preferentemente que ellos cortan los puentes con su familia y sus iguales en status.
    En relación a las expectativas de generaciones pasadas, cada generación nueva se distingue por una incitación acrecentada al éxito en materia educativa, reforzada por las ambiciones profesionales que tienen los padres para sus hijos.

  6. Continuando con los puntos en común a los cuestionamientos, Según Bourdieu:
    ¿Qué se entiende cómo violencia simbólica y que relación tiene con la acción educativa?
    Indica expresamente la ruptura con todas las representaciones espontáneas y las concepciones espontaneístas de la acción pedagógica como acción no violenta, se haya impuesto para significar la unidad teórica de todas las acciones caracterizadas por la doble arbitrariedad de la imposición simbólica, al mismo tiempo que esta teoría general de las acciones de la violencia simbólica forma parte de una teoría general de la violencia y de la violencia legítima, como atestiguan directamente la sustituibilidad de las diferentes formas de violencia social e, indirectamente, la homología entre el monopolio escolar de la violencia simbólica legítima y el monopolio estatal del ejercicio legítimo de la violencia física mediante la justificación más que nunca de la fe optimista en la moralización de la historia por las solas virtudes del progreso técnico y del desarrollo.
    ¿Qué hace la escuela para reproducir las desigualdades sociales y culturales?
    La producción del habitus, aquel sistema de disposiciones que actúa como una mediación entre las estructuras y la práctica, más específicamente, se hace necesario estudiar las leyes que determinan la tendencia de las estructuras a reproducirse mediante la producción de agentes dotados de un sistema de predisposiciones capaz de engendrar prácticas adaptadas a las estructuras y contribuir de este modo a la reproducción de las mismas.
    Contribuir a la reproducción de la estructura de las relaciones de clase mediante el ocultamiento, por medio de una actitud aparentemente neutral, del hecho de que cumple esta función.
    La herencia de la riqueza cultural que ha sido acumulada y legada por generaciones anteriores sólo le pertenece realmente (aunque en teoría es ofrecida a todos) a aquéllos que están dotados de los medios para apropiársela.
    La apropiación de bienes simbólicos presupone la posesión de los instrumentos de apropiación, es suficiente darle libre curso a las leyes de la transmisión cultural para que se agregue más capital cultural al capital cultural y para que se reproduzca, en consecuencia, la estructura de la distribución del capital cultural entre las clases sociales.
    Con esto nos referimos a la estructura de la distribución de instrumentos para la apropiación de la riqueza simbólica designada socialmente como digna de ser adquirida y poseída.
    El sistema educacional reproduce tanto mejor la estructura de distribución de capital cultural entre las clases (y secciones de clase) en la medida en que la cultura que transmite sea más cercana a la cultura dominante y en la medida en que el modo de inculcación al que recurre sea menos alejado del modo de inculcación practicado por la familia.
    El sistema requiere que todos tengan aquello que no les da y que consiste fundamentalmente en la posesión de la competencia lingüística y cultural y la relación de familiaridad con la cultura que sólo puede ser producida por una educación familiar específica capaz de transmitir la cultura dominante.

  7. Hola!!!

    Comentando a Bourdieu:

    Entiendo como “Violencia simbólica” las formas
    de violencia no ejercidas directamente mediante la fuerza física, sino a través de la imposición por parte de los sujetos dominantes a los sujetos dominados de una visión del mundo, de los roles sociales, de las categorías cognitivas y de las estructuras mentales.
    Constituye por tanto una violencia dulce (en ocasiones), invisible (en apariencia), que viene ejercida con el consenso y el desconocimiento de quien la padece, y que esconde las relaciones de fuerza que están debajo de la relación en la que se configura.

    Les comparto esta cita del autor, «La violencia simbólica es esa violencia que arranca sumisiones que ni siquiera se perciben como tales apoyándose en unas «expectativas colectivas», en unas creencias socialmente inculcadas». (Bourdieu, 1999c: 173)… Me gusto, porque hoy analizó que soy y he sido parte de esta violencia simbólica, primero como estudiante y ahora como docente. Que pena que nuestro Sistema Educativo, social, político, económico, cultural e ideológico desechen mentes brillantes que pueden cultivar y cosechar la semilla del progreso en un país que cada vez está más destruido por la avaricia y la ambición de poder de unos cuantos. (Mejor ya no digo nada, no me vayan a desaparecer…)

    ¿Qué hace la escuela para reproducir las desigualdades sociales y culturales?

    Creo que el Sistema “SIMULA”, la escuela “cumple con lo requerido” y nos hace participes de esta simulación… Como docente, doy mi mayor esfuerzo en la realización de mi trabajo, estoy en actualización permanente, planifico mis clases, hago usos de las TICs, participo con otros docentes, cumplo en tiempo y forma con los requisitos administrativos, etc…; mis alumnos, tienen ilusiones de superación, de victorias y triunfos; los padres de familia, apoyan a sus hijos, cooperan con lo necesario y/o acordado con la institución educativa… Y el Sistema qué hace??? Reducir las oportunidades educativas (ejemplo de ello es la cantidad de alumnos que se quedan sin educación media superior y superior), disponer de utopías (muestra de ésto es la falta de equipos de ENCICLOMEDIA a los grados de 4 a 6° [ ¿quién dijo que todas las escuelas de México serían equipadas con tecnología?], ¿quién es el responsable directo de dar mantenimiento a los equipos de enciclomedia [si reporto al tel., indicado y no recibo respuesta)… Por qué mis compañeros que están en el pilotaje de la RIEB (REFORMA INTEGRAL A LA EDUCACIÓN BÁSICA), en 3° y 4° NO TIENEN LOS MATERIALES BIBLIOGRÁFICOS PARA TRABAJAR… Por qué si el sistema me obliga a tomar asesorías de inglés, para implementarlo como parte de la currícula oficial, tengo que comprar los libros requeridos, cuando tendrían que proporcionarlos a cada docente… Pero como los docentes no tenemos voz publica, seguimos siendo parte de esta simulación…

    ¿Y AHORA, QUIÉN PODRÁ AYUDARME???

    Ya no comento, porque esta lectura me hizo enojar sobre muchas acciones de nuestro sistema y su ineficacia…

  8. Continuando con la parte de la reproducción y la resistencia:

    De acuerdo a Giroux:
    ¿Qué rol asumen los sujetos (alumno-maestro), tanto en la teoría de la reproducción como en la teoría de la resistencia?
    Rol que asumen los sujetos (alumno-maestro) en la teoría de la reproducción:

    Los sujetos humanos generalmente “desaparecen” dentro de una teoría que no le deja lugar a los momentos de autocreación, mediación, y resistencia. Estas versiones a menudo nos dejan con una visión de la escolaridad y de la dominación que parece haber surgido de la fantasía de Orwell; las escuelas se ven a menudo como fábricas o prisiones, los maestros y los estudiantes por igual actúan meramente como peones y soportes de roles constreñidos p0r la lógica y las prácticas del sistema capitalista.

    Sede importancia de la intervención humana y de la experiencia.

    Las versiones reproduccionistas de la escolaridad se han regido a sí mismas conforme a las versiones estructural-funcionalistas del marxismo, las que insisten en que la historia se hace “a espaldas” de los miembros de la sociedad.

    Enfocan sus estudios exclusivamente sobre el poder y sobre la forma en que la cultura dominante asegura el consenso y la derrota de las clases y grupos subordinados.

    Rol que asumen los sujetos (alumno-maestro) en la teoría de la resistencia:

    El énfasis en las tensiones y los conflictos que median las relaciones entre la casa, la escuela y el trabajo.

    Le asigna un rol activo a la acción y la experiencia humanas como eslabones claves que median entre las determinantes estructurales y sus efectos vividos.

    Los mecanismos de la reproducción social y cultural nunca son completos y que siempre se enfrentan con elementos parcialmente realizados de oposición.

    Restaura la noción crítica de la intervención. Apuntan no sólo al papel que juegan los estudiantes al cuestionar los aspectos más represivos de la escuela sino también a las formas en que los estudiantes participan activamente a través de su conducta oposicionista en una lógica que muy a menudo los consigna a posiciones de subordinación de clase y de derrota política.
    Los estudiantes de las clases trabajadoras no son sólo un producto colateral del capital y que se someten obedientemente a los dictados de los maestros y escuelas autoritarias, quienes los preparan para una vida de trabajo agotador.

    Las escuelas representan espacios de contestación marcados por las contradicciones ideológicas y estructurales y por una resistencia estudiantil colectivamente informada.
    Las escuelas son espacios sociales caracterizados por currícula abierta y oculta, por grupos jerarquizados según habilidades o conocimientos, por culturas, dominantes y subordinadas y por ideologías de clase en competencia.

    Las escuelas no sólo están determinadas por la lógica de la fábrica o de la sociedad dominante, no son meramente instituciones económicas; son también espacios políticos, culturales e ideológicos que existen de alguna manera en forma independiente de la economía capitalista de mercado.

    Restauran un grado de innovación y de acción a las culturas de esos grupos. Las culturas subordinadas, sean de la clase trabajadora o de otros grupos, comparten momentos de autoproducción al igual que de reproducción; son contradictorias por naturaleza y llevan la marca tanto de la resistencia como de la reproducción; se forjan dentro de los condicionamientos conformados por el capital y sus instituciones.

    La tarea a la que se enfrentan los teóricos de la resistencia es doble: primero deben estructurar sus propios supuestos para desarrollar un modelo más dialéctico de la escuela y la sociedad, y segundo, deben reconstruir las principales teorías de la reproducción para abstraer de ellas sus enfoques más radicales y más emancipatorios.

    En el concepto de producción cultural encontramos la base para una teoría de la intervención humana construida a través de las experiencias activas, colectivas y en desarrollo de los grupos oprimidos.

    La comprensión más profunda de la noción de autonomía relativa.

    Ninguna de estas dos posiciones proporciona los fundamentos para una teoría de la educación que relacione las estructuras y las instituciones a la acción y la intervención humana de manera dialéctica.

  9. Hola compañeros:

    Continuando con el trabajo de análisis, reflexión y reconstrucción educativa, mis aportaciones son las siguientes:
    Texto “La educación como asignadora de roles y factor de selección social” Talcott Parsons.
    ¿Cuál es el rol del profesor y cuál es su diferencia con el rol adulto familiar? La función del profesor es reproducir también valores comunes con la familia, propiamente el texto se refiere a un proceso de selección en el aula y por lo tanto en la escuela; selección que se lleva a cabo a través de los resultados de una evaluación.
    Difiere del adulto familiar, que el profesor es un profesionista, que aplica una evaluación formal supuestamente basada en las dificultades y necesidades de sus alumnos.
    ¿Cómo logra el alumno el status en el sistema escuela? De acuerdo al desempeño académico logrado, con base a los resultados de una evaluación; sus calificaciones determinarán su éxito escolar y su ubicación como alumno sobresaliente, regular, bajo o reprobado.
    ¿Cómo se explica el problema de la indisciplina y la indiferencia al estudio? Son problemas que provienen del proceso selectivo en el sistema educativo. La indisciplina se presenta como resultado de la diferenciación entre alumnos de logros académicos y alumnos sin éxito escolar, a los primeros se les reconoce, reciben gratificaciones y a los segundos se les margina, considerándolos como perdedores, y a veces se les sanciona, en conjuto lo anterior influye para que dichos alumnos dejen de tener aspiraciones y expectativas, asimismo trae consigo actitudes negativas en el aula.
    La indiferencia al estudio se presenta cuando una sociedad, escuela y familia, presionan demasiado al alumno para obtener un éxito académico, ocurre todo lo contrario, al alumno no le interesa el estudio. También a los alumnos que son sometidos a presiones contrarias; son alumnos sobresalientes pero pertenecen a una clase social baja y no pueden lograr sus aspiraciones personales,produce en ellos también una indiferencia al estudio.
    Continuamos en contacto.

  10. Prosigo con el texto”La educación como violencia simbólica” Pierre Bourdieu.
    ¿Qué se entiende por violencia simbólica y que relación tiene con la acción educativa? Es la imposición de una cultura, para reproducir las estructuras y clases sociales, con la nulificación de acciones espontaneas tanto de alumnos como de docentes.
    La relación que tiene con la acción educativa es la reproducción de la misma en la escuela, considero que los maestros contribuimos a que se presente este fenómeno con nuestras acciones educativas inconcientes, las cuales repetimos cotidianamente como un quehacer habituado y legitimo, bajo condiciones institucionales y sociales establecidas que no se cuestionan.
    ¿Qué hace la escuela para reproducir las desigualdades sociales y culturales? Con las prácticas pedagógicas se seleccionan alumnos, se limitan accesos culturales a los educandos porque no se realizan actividades para fomentarlas; no existe un plan curricular que incluya la formación de individuos cultos, conocedores y apreciadores de la cultura (pintura, música,escultura, etc) en las escuelas; por lo anterior se repiten las clases sociales: clase culta, clase ignorante o ajena a la cultura, porque no tienen los medios para apropiarse de ella, ni han sido formados para adquirirla.
    Hasta pronto.

  11. Hola, compañeros.

    A continuación les presento mis comentarios con respecto al texto de A. Giroux .
    ¿Qué rol asumen los sujetos (alumno-maestro) tanto en la teoría de la reproducción como en la teoría de la resistencia?
    1.- Teoría de la reproducción.
    Rol del maestro, es ejecutar acciones de su profesión establecidas: enseñar, llevar a cabo evaluaciones, festivales, ceremonias, concursos académicos, mantener la disciplina en su salón de clases, inculcar hábitos, etc. Funciones existentes que no se superan, se repiten y continuan sobreviviendo a través del tiempo; por ello su rol es el de sujeto reproductor de prácticas docentes habituales.
    También tiene un rol de superioridad en conocimiento en relación del alumno, el que lo sabe todo y posee las verdades absolutas en cuanto a los contenidos de las asignaturas.
    Rol del alumno, continuar con su función de estudiante, aprenderse los contenidos especificados en un programa curricular, asistir a la escuela, ser subordinado, callado y escuhar la clase del profesor; aceptar una evaluación para conocer su nivel de logro académico y la clasificación de acuerdo a sus resultados.
    En esta teoría, tanto alumno como profesor son sujetos reproductores de háitos sociales en la escuela.
    2.- Teoría de la resistencia.
    Rol del alumno, no aceptar lo establecido, en este caso la normatividad de la escuela y sus prácticas docentes habituales; son los alumnos rebeldes que cuestionan al profesor y demás autoridades educativas porque no aceptan arbitrariedades y aspectos represivos de la escuela, tienen conducta de oposición.
    Rol del profesor, sujeto de cambio a lo establecido escolar y socialmente, modificar las características habituales de la escuela, utilizando su experiencia y conocimiento.

    Hasta pronto, que estén bien.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: